Relación de los temperamentos con la Numerología Evolutiva

relación temperamento numerología evolutiva

¿Qué es el temperamento?

El temperamento se puede definir por una serie de características:

  • Es innato y se hereda familiarmente.
  • No se puede modificar, ya que tiene un origen genético.
  • No puede cambiarse por influencias del entorno.
  • Es algo biológico, por lo tanto, no puede re-educarse.
  • Se manifiesta de manera involuntaria, y es muy difícil de controlar.

Así, puede decirse que el temperamento es la prima sobre la cual se asienta el carácter, los comportamientos y la personalidad. De hecho, hay autores que defienden que el 50% de las variantes en la personalidad humana están definidos por factores genéticos.

Tipos de temperamento en el ser humano

su estudio del temperamento se ha investigado ampliamente y se ha usado como herramienta diagnóstica en la psicología y psiquiatría.

Los temperamentos…también se diferencian en numerología evolutiva,
en 4 clases diferenciales de números con esas características.

Su famosa clasificación se divide en 4 tipos de temperamentos en los que todos los individuos pueden encasillarse, exceptuando a personas con psicopatologías graves.

Sin embargo, parece ser más correcto decir que cada persona posee un grado de cada uno de estos cuatro tipos. Habrá personas que tengan niveles más altos de un temperamento que de otro, y otras que la diferencia no sea tan acentuada.

Temperamento colérico. Números 1-5-10

Son individuos inquietos, activos, excitables e impulsivos. Suelen ser ambiciosos y tienen buena capacidad para convertirse en líderes. También se caracterizan por estar muy seguros de sí mismos, y perseguir sus objetivos incansablemente.

Por otro lado, no son muy sensibles a las necesidades de los demás. Pueden llegar a ser dominantes, controladores y agresivos.

Temperamento sanguíneo. Números 2-3-6

Son personas muy sociables que disfrutan de la compañía de los demás. Destacan por ser conversadores, alegres, creativos, despreocupados y desenfadados.

Al igual que los coléricos, son muy activos y nerviosos, aunque son más flexibles, optimistas y sensibles a los estímulos.

Toleran muy bien el riesgo y rechazan el aburrimiento, por lo que tienden a abandonar la rutina, buscando aventuras y emociones. Estas personas son propensas a buscar el placer y las sensaciones nuevas.

Temperamento flemático. Números 4-8-9

Estas personas son muy tranquilas y relajadas. Les gusta actuar sin prisas y tomarse su tiempo para hacer las cosas. No les gustan los cambios ni los imprevistos y prefieren seguir una rutina fija.

Además, estos individuos disfrutan con las relaciones cercanas. Son fieles y cariñosos, y valoran mucho la compañía de sus seres queridos; siempre median para mantener la armonía y evitar conflictos. Se sienten bien ayudando a los demás.

Temperamento melancólico. Números 7-22-11

Son individuos introvertidos y reflexivos. Son independientes y tienen una gran capacidad para pensar sobre temas difíciles y profundos. Pueden detectar soluciones creativas a los problemas con facilidad.

Muchos de ellos son muy creativos y desarrollar importantes labores en el arte, la literatura, la música, etc. Tienen una gran habilidad para la introspección.

Suelen ver las partes más negativas de las cosas, y pueden preocuparse enormemente por la crueldad y las tragedias que suceden en el mundo. Esto es porque son individuos muy sensibles, que pueden sentirse heridos con facilidad.

Estas personas son menos sociables, tranquilas, organizadas, reservadas y serias. Tienden a sufrir ansiedad y depresión.

Sanguíneo

Sanguíneo – colérico

Es el tipo de temperamento más extrovertido. Le encanta relacionarse con los demás y son alegres y dicharacheros. Sin embargo, pueden hablar demasiado, ser despistados o desorganizados o hacer daño a los demás sin darse cuenta.

Es posible que siempre estén dispuestos a enfrentarse a retos nuevos y comenzar aventuras, pero no siempre terminan lo que empiezan.

Estas personas suelen estar de buen humor y ser afectuosos con los demás, además de tener habilidades de liderazgo, por lo que sus relaciones sociales son muy buenas. Es habitual que tengan muchos amigos y sean el centro de atención.

Sanguíneo – melancólico

Estos individuos se caracterizan por ser muy emocionales. Es frecuente que su estado de ánimo oscile rápidamente de la alegría a la tristeza. Son perfeccionistas, empáticos y sociables.

No obstante, pueden ser susceptibles, depresivos, y críticos. Les preocupa ser aceptados por los demás y les gusta que sus logros se reconozcan. Si no tienen certeza de que van a lograr conseguir sus objetivos, tienen miedo de dar el paso y actuar.

Sanguíneo – flemático

La naturaleza abrumadora de los sanguíneos se ve atenuada por la parte flemática de estos individuos. Son felices, despreocupados y les encanta ayudar a los demás.

Estas personas son carismáticas y simpáticas, y tienen la habilidad de hacer reír a los demás. Sin embargo, son poco disciplinadas y les falta seriedad para hacer ciertas tareas.

Son muy expresivas y con grandes habilidades sociales, pero comúnmente carecen de motivación para el trabajo. Lo que más les gusta es llevarse bien con otros y pasar tiempo en compañía.

Colérico

Colérico – sanguíneo

Es el segundo tipo más extrovertido. Es una persona activa, valiente y con mucha energía. Son trabajadores e implicados, pero a la vez su impulsividad les puede llevar a tener fuertes ataques de ira.

Se define como muy seguro de sí mismo e impaciente, pudiendo ser hostil. Su prioridad es alcanzar los objetivos que se propone. Puede llegar a ser un gran líder por su capacidad de motivar a los demás y de influirles.

Colérico – melancólico

Se caracterizan por ser trabajadores, decididos, laboriosos y minuciosos. Son personas competitivas y perfeccionistas que prestan mucha atención a los detalles. Pueden llegar a ser muy exigentes con ellos mismos y dedicar mucho tiempo a su trabajo para estar satisfechos con el resultado.

Tienen dificultades para relacionarse con los demás por su hostilidad, sarcasmo y sus altas exigencias. Estos individuos tienden a buscar el poder y el control sobre los demás.

No obstante, son buenos para llevar a cabo proyectos eficientes y bien planteados.

Colérico – flemático

Esta forma de ser no es muy frecuente, ya que combina temperamentos opuestos. Son personas organizadas, capaces, con metas claras e independientes. A la vez, pueden ser tozudos y les cuesta mucho reconocer sus errores. Éstos tienden a guardar su dolor y sus debilidades en secreto.

Son buenos tomando decisiones rápidas, importantes y con consecuencias graves a la vez que mantienen la calma. Muchas veces se debaten entre el descanso y el trabajo.

Flemático

Flemático – sanguíneo:

Son personas simpáticas, diplomáticas y colaboradoras. Se puede confiar en ellas, aunque tienden a perder el tiempo y son poco disciplinadas. Suelen ser solitarias, temerosas e inseguras.

Tienen gran capacidad para la introspección y la reflexión, siendo individuos de trato fácil y buena disposición para ayudar a los demás. Suelen amoldarse a las preferencias de los otros y se llevan bien con prácticamente todo los que conocen.

Flemático – colérico

Es el introvertido más activo. Es muy bueno escuchando y aconsejando a los demás. Son personas leales, pacientes y honestas. Aunque algo inflexibles, temerosas y pasivas.

Suelen ser muy equilibradas psicológicamente, y no son muy emocionales. Afrontan las cosas con realismo, y tienen la capacidad de lograr los objetivos con el mínimo esfuerzo.

Flemático – melancólico

Se caracteriza por su paciencia, sencillez y minuciosidad. Son individuos muy tranquilos, agradables y de confianza. Pueden llegar a ser la combinación que manifiesta más apatía frente a los demás.

Pueden ver las cosas de la manera más objetiva, imparcial y escéptica. Sin embargo, son algo temerosos, egoístas, pesimistas y críticos.

Melancólico

Melancólico – sanguíneo

Se llevan bien con los demás, pero son inseguros. Son personas sensibles, amantes del arte, analíticos y buenos estudiantes.

Son más flexibles, amigables y alegres que los melancólicos. Detestan herir a los demás, y se emocionan con rapidez. No obstante, en momentos de crisis pueden bloquearse o derrumbarse.

Su estado de ánimo es variante, son muy críticos e idealistas. Este gran idealismo puede provocar que sean poco prácticos. Les gusta hacer las cosas correctamente y salir de la rutina de vez en cuando.

Melancólico – colérico

Son buenos líderes, muy auténticos, perfeccionistas y con gran iniciativa. Estos individuos llegan lejos y pueden desarrollar grandes proyectos.

Son organizados, éticos y mantienen su lado colérico bajo control. No obstante, son algo difíciles de complacer, pesimistas, depresivos, críticos y pueden llegar a ser extremadamente meticulosos.

Melancólico – flemático

Esta es la combinación más reflexiva de todas. Son personas muy eficientes por su competitividad y talento. Se llevan bien con los demás, son perfeccionistas, ordenados y dóciles.

Por otro lado, pueden ser algo inflexibles, temen a los cambios, y se desaminan con facilidad por su pesimismo. Suelen ser algo ansiosos, rencorosos y tozudos.

Flemático – melancólico

Se caracteriza por su paciencia, sencillez y minuciosidad. Son individuos muy tranquilos, agradables y de confianza. Pueden llegar a ser la combinación que manifiesta más apatía frente a los demás.

Pueden ver las cosas de la manera más objetiva, imparcial y escéptica. Sin embargo, son algo temerosos, egoístas, pesimistas y críticos.

Melancólico

Melancólico – sanguíneo

Se llevan bien con los demás, pero son inseguros. Son personas sensibles, amantes del arte, analíticos y buenos estudiantes.

Son más flexibles, amigables y alegres que los melancólicos. Detestan herir a los demás, y se emocionan con rapidez. No obstante, en momentos de crisis pueden bloquearse o derrumbarse.

Su estado de ánimo es variante, son muy críticos e idealistas. Este gran idealismo puede provocar que sean poco prácticos. Les gusta hacer las cosas correctamente y salir de la rutina de vez en cuando.

Melancólico – colérico

Son buenos líderes, muy auténticos, perfeccionistas y con gran iniciativa. Estos individuos llegan lejos y pueden desarrollar grandes proyectos.

Son organizados, éticos y mantienen su lado colérico bajo control. No obstante, son algo difíciles de complacer, pesimistas, depresivos, críticos y pueden llegar a ser extremadamente meticulosos.

Melancólico – flemático

Esta es la combinación más reflexiva de todas. Son personas muy eficientes por su competitividad y talento. Se llevan bien con los demás, son perfeccionistas, ordenados y dóciles.

Por otro lado, pueden ser algo inflexibles, temen a los cambios, y se desaminan con facilidad por su pesimismo. Suelen ser algo ansiosos, rencorosos y tozudos.

Flemático – melancólico

Se caracterizan por su paciencia y sencillez y minuciosidad. Son individuos muy tranquilos, agradables y de confianza, `pueden llegar a ser la combinacion que manifiesta mas apatía frente a los demás.

Pueden ver las cosas de la manera más objetiva, imparcial y escéptica, sin embargo son algo temeroso, egoístas, pesimistas y críticos.

Con respecto a la Numerología Evolutiva

La numerología evolutiva, tiene tendencia ha incorporar todos los talentos del ser humano, en sus diferentes temperamentos, para poder desarrollar mejor sus cualidades numerológicas.

  • Los coléricos: están relacionados con los números 1-5-10… De la numerología evolutiva.
  • Los sanguíneos: están relacionados con los números 2-3-6… De la numerología evolutiva.
  • Los flemáticos: están relacionados con los números 9-4-8… De la numerología evolutiva.
  • Los melancólicos: están relacionados con los números 7-22-11… De la numerología evolutiva.
Si te gusta compártelo

2 comentarios en “Relación de los temperamentos con la Numerología Evolutiva

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.