Las Constelaciones y nuestras familias

constelaciones y familia

En la práctica, ponemos en escena la imagen de nuestro sistema familiar eligiendo en el grupo de trabajo a los representantes para los verdaderos miembros de nuestra familia. Allí donde hay perturbación, el representante va a manifestar sentimientos, emociones y actitudes que van a evidenciar los vínculos ocultados, los secretos, las normas y sus incumplimientos que regulan nuestro sistema familiar.

Ver estas constelaciones familiares y colocarse progresivamente hasta encontrar el origen de la perturbación, es como dar luz sobre este momento de vida que permanecía en la sombra y que forma parte de nuestra vida, puesto que pertenece a nuestros antepasados.

Una vez hecha la luz, el trabajo de constelaciones consiste también en restablecer, uno a uno, todos los vínculos rotos, en solucionar las tensiones, en volver a dar su lugar a los excluidos.

¿Y después?

Una vez restablecido el orden, éste permanece «impreso» en la memoria familiar que libera finalmente a los descendientes. Las constelaciones no tienen tiempo (el trabajo se hace sobre varias generaciones por medio de los representantes), ni espacio (llegan a los miembros de la familia allí donde se encuentren). Es un trabajo profundo y que da fuerza. Los efectos pueden ser inmediatos, o tomar tiempo para desarrollarse plenamente.

El simple hecho de asistir a su constelación de forma atenta y sobre todo de haberse impregnado de la imagen final del orden restablecido ya hace su camino hacia el inconsciente.

Y no solo beneficia al interesado. Los representantes también reciben algo sanador para sus propias vidas.

¿Qué problemas podemos abordar con las constelaciones familiares?

  • Paterno filiales
  • De relación de pareja
  • De trabajo
  • Desarreglos físicos
  • Adicciones
  • En todos ellos podemos encontrar un origen sistémico

Todas las personas que han participado en una constelación familiar coinciden en que, por muy bien que se explique sobre el papel, es una experiencia que sólo se comprende en toda su intensidad viviéndola desde el interior, es decir, realizando la constelación de su sistema familiar o participando como representante.

Nosotros lo vamos a trabajar desde la parte del muñeco y visto desde fuera.

Que significa nuestra fecha de nacimiento para constelar

!La fecha de nacimiento, es un pacto contigo mismo, para generar maestría en tu vida!

¿Qué es una fecha de nacimiento?

Supone un momento único y genuino dentro de tu vida.

Único porque solamente vivirás la experiencia de nacer físicamente una vez en esta vida.

Y genuino porque todo nacimiento es un hecho que marca un instante en el tiempo que se considera especial y es original en sí mismo.

La hora de ese nacimiento es una clave fundamental, que tu te dejas para completar el informe a vivir en esta vida.

Esto es debido a que la fecha de nacimiento recoge la información energética y cuántica no solo del momento del tiempo en que se produce el nacimiento del niño, sino también de todas las circunstancias personales, familiares, transgeneracionales, que se dan a lo largo del proceso de concepción, gestación, alumbramiento, nacimiento y eventos inmediatamente posteriores a este momento.

Podríamos decir que, en términos generales, la fecha de nacimiento es un mapa que muestra la información que engloba el nacimiento de una persona y que en esencia dictamina causas y efectos debido a energías que confluyen en el desarrollo de su estado físico-biológico y emocional.

En esencia, la fecha de nacimiento permite fijar en el cuerpo físico y energético del niño los aprendizajes disponibles para él debido a todo su proceso de desarrollo. Ese efecto de condensación de información de todo tipo en ese instante configurará la historia personal de ese niño.

Por eso, conocer la información residente en tu fecha de nacimiento resulta de vital importancia ya que no solo te define en la actualidad sino que define energía personal residente en ti desde el instante en que llegaste a la vida, dando luz incluso a procesos que forman parte de tu realidad y que no son necesariamente tuyos.

¿Por qué la fecha indica un compromiso con mi vida?

Muchas personas ya conocen que, desde un punto de vista metafísico y consciente, elegimos a nuestros progenitores como tales antes de cristalizar en esta realidad física.

No obstante, esta decisión desde nuestro estado de alma conlleva otras decisiones menos conocidas pero igual de importantes.

Éstas son algunas de las fases resumidas del proceso que toda alma experimenta a la hora de llegar a la vida.

Fase 1

Partimos de la base que tú has elegido a tus padres por unos motivos específicos que únicamente conciernen al plan de tu alma. No obstante, te planteo: ¿por qué has elegido a ese padre con esa fecha de nacimiento y esa historia personal que lleva consigo? ¿Y qué razón hay para que tu alma elija a una madre que decidió elegir su fecha de nacimiento para vivir sus procesos existenciales de una determinada manera? Al fin y al cabo, debido a esas elecciones prenatales gran parte de la información biológica, genética, energética y cuántica de tus progenitores te abrazará y configurará una parte muy importante de ti (y con ello, toda la información de tu sistema familiar).

Por tanto, más allá de la elección de tus padres hay una serie de decisiones previas basadas en una voluntad del alma de querer experimentar una serie de procesos determinados en base a la energía que reside en ellos. De esta manera, la elección de impregnarse de todos estos procesos conlleva necesariamente una firme decisión del alma de querer experimentarlos. Por ello la fecha de nacimiento es un compromiso con la vida. Porque en la voluntad de elegir a esos padres, pertenecer a un determinado sistema familiar y nacer en una fecha de nacimiento que suponga la vía idónea de cristalización de todos esos procesos, se halla un pacto con uno mismo (desde su estado de alma) para vivir su vida física con un arraigo energético muy determinado.

Fase 2

A toda la información anterior que el alma recopila a medida que decide llegar a la vida a través de unos padres determinados, debemos sumarle la voluntad del alma de querer realizar una determinada misión personal para su propia experimentación. Es decir, más allá de lo que tú arrastras de tus padres y de tu sistema familiar, tienes algo independiente y único que realizar en este nivel de realidad física. Es decir, todo el mundo viene con un determinado propósito existencial, una meta de vida. Olvida que estás en la vida porque tiene que haber de todo. No, tú estás en la vida porque realmente tienes el compromiso de aportar algún tipo de valor como alma que decide experimentar una evolución en este plano de realidad. ¿Qué tipo de valor aportarás? Una misión individual, una enseñanza que trasmitir, una ayuda incondicional a los demás, una defensa a las personas a través de tu profesión…

Las posibilidades son muy numerosas.

La fecha de nacimiento te marca el compromiso con una de estas misiones y que se patentizarán de formas diversas según tu nivel de conciencia y tu grado de voluntad por querer manifestarla. 

Fase 3

Por último, a parte del compromiso que albergas con tus padres, con tu sistema familiar y con tu misión personal no debes olvidarte de que también tienes una serie de pactos prenatales con otras personas de tu entorno y que también formarán parte de tu vida. Me refiero a las diferentes personas que activarán procesos de aprendizaje en tu vida para que puedas seguir avanzando en tu camino de conciencia, evolución y experimentación tal y como decidiste antes de nacer. Me refiero a personas como amigos, compañeros, personas que te encuentras a lo largo del camino de vida y que cumplen diferentes roles; también tu pareja… Y tus hijos, cómo no. Ellos guardarán una serie de pactos prenatales contigo y te elegirán a ti como madre/padre por una serie determinada de motivos. Y llegados a este punto el proceso de empezar de nuevo.

Por eso la fecha de nacimiento que tu llevas…tiene un mensaje escondido de todo tu árbol genealógico, que tu vienes a sanar desde tu conciencia.

Si te gusta compártelo

2 comentarios en “Las Constelaciones y nuestras familias

  • Martha lucia

    Hola
    Mi nombre es Martha lucia cantillano Veater.
    Naci el 15 de febrero de 1969 a la 1 md
    Si me hice una pincelada de las constelaciones y vi que ocupo in lugar . Pequeña fui abandonada , excluida y ocultada al clan familiar parerno.
    Eso dolio . Pero he aprendido a dejar de preguntar porque? Mejor para que? Me encantaria perdonar esas heridas del alma . Espero lograrlo con ayuda de mis guias. SE que Dios me ha escuchado y estoy aprendiendo a ver los mensajes . Espero me ayudes con un mensaje de como poder finalmente cerrar ese siclo . Quiero ir hacia el futuro y evolucionar de mi pasado con Amor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.